Elefante africano (Loxodonta africana)

4.67/5 (3)

Elefante africano (Loxodonta africana)

Nombre

Elefante africano (Loxodonta africana)Otras dos especies de elefantes actualmente, el elefante asiático (Elephas maximus) y el elefante africano de selva (Loxodonta cyclotis), que antes se consideraba una subespecie del elefante africano. Según el autor que se consulte existen unas 17 subespecies de elefante africano.

Lugar

Parque Kruger, Sudáfrica.

Fecha

Mayo de 2016.

Orden

Proboscideos.

Familia

Elephantidae.

Género

Loxodonta.

Descripción del elefante africano

Aspecto inconfundible por enorme tamaño, color grisáceo, trompa larga y dos colmillos, a veces de más de 3 metros de longitud. Machos con colmillos más largos. Se diferencia del elefante asiático, entre otras cosas, por ser mayor y tener las orejas mucho más desarrolladas. Además el elefante africano tiene 4 uñas en cada una de las patas delanteras y 3 en las traseras, mientras que el elefante asiático tiene 5 uñas cada pata delantera y 4 en cada trasera.

Tamaño

El elefante africano es el mayor animal terrestre del planeta y uno de los denominados Big Five que no puedes dejar de ver en un safari. Las hembras miden entre 2,4 y 3,4 metros de atura a la cruz y pesan entre 2.200 y 3.500 kilos. Los machos entre miden entre 3 y 4 metros de altura a la cruz, 6 o 7 de longitud y pesan entre 4.000 y 6.300 kilos de peso. La cola mide 1,5 metros más o menos.

Hábitat del elefante africano

Aunque prefiere áreas de sabana, se adapta a casi todos los hábitat desde zonas boscosas a semi-desérticas, a excepción de los desiertos sin vegetación.

Distribución

La distribución original del elefante abarcaba prácticamente todo el continente africano, incluyendo la selva ocupada por el elefante africano de sabana y el norte de África, dónde habitaba el Elefante Cartaginés, norteafricano o del Atlas (L. a. pharaoensis), ya extinto. Actualmente el elefante africano (Loxodonta africana) habita en reservas muy fragmentadas de casi todo el África, a excepción del norte del continente.

Categoría de amenaza del elefante africano

Según la clasificación UICN el elefante africano actualmente se considera Vulnerable. Tras décadas de caza intensiva la población de elefante africano se vio reducida en los siglos XIX y XX de varios millones a unos pocos cientos de miles de individuos, lo que llevó a implementar medidas extraordinarias para su protección. Hoy en día las poblaciones están recuperándose en casi todo África pero la amenaza de la caza furtiva en busca de marfil sigue siendo una realidad en muchas reservas.

Más sobre el elefante africano

Los elefantes son muy sociables, las hembras y crías se agrupan en clanes matriarcales dirigidos por una gran hembra dominante. Las hembras de la manada entran en celo entre 1 y 5 años después de parir y una vez preñadas dan a luz tras 22 meses de gestación. Cada hembra solo engendra una nueva cría cada 5 o 10 años. Las crías recién nacidas pesas unos 100 kilos y son defendidas por toda la manada. En una misma manada pueden coincidir hasta 4 generaciones de elefantes.

Los machos de elefante africano, por otra parte, son expulsados de la manada al cumplir unos 10 años de edad. A veces los machos forman manadas de machos que suelen seguir a las manadas de hembras hasta que alcanzan el celo. Los machos solitarios son conocidos por su carácter impredecible y deben ser tratados con precaución por animales y humanos, fundamentalmente en época de celo cuando multiplican por 50 sus niveles de testosterona habituales. Cuando un elefante barrita, patea el suelo o levanta la trompa, conviene retirarse. Los combates entre machos son habituales, pues los derechos de apareamiento de deciden en luchas simuladas chocando colmillos y trompas.

Dentro de las manadas los elefantes muestran una gran interacción física. Desde 1987 sabemos que se comunican por sonidos imperceptibles al oído humano. El elefante africano además tiene un fantástico sentido del olfato y buena vista.

Los elefantes se alimentan de pastos, hojas y brotes. Necesitan unos 200 kilos diarios de comida y 200 litros de agua. Por ello invierten casi 15 horas diarias en estas tareas. Además necesitan tener cerca charcas o zonas con agua dónde además de beber aprovechan para refrescarse o darse baños de barro.

Más información sobre el elefante africano (Loxodonta africana)

Safari por Sabi Sand y P.N. Kruger, Sudáfrica

¡Puntúa esta entrada!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Naturaleza a vista de pájaro está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache